Recent Posts

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Sigueme por Email

  • Equipo de alto Desempeño

    Uno de los factores críticos de éxito de un equipo de alto desempeño es que todos saben cuál es su rol y cómo éste encaja con los demás. En equipos en los que más de una persona realiza el mismo trabajo, con frecuencia podemos perder esto de vista. ..

  • Importancia de la Auto-conciencia

    De acuerdo con la más reciente investigación realizadas por psicólogos de la Universidad de Princeton, solo nos lleva una décima de segundos crear un juicio de primera impresión acerca de alguien. En el ambiente de ventas entramos en contacto con cientos de personas distintas todos los días...

  • ¿Comunicar o Informar?

    La idea no es saber el significado de cada una de estas palabras, sino saber cuando las utilizamos, y cuán importante es conocer la diferencia entre cuando estamos comunicando, y cuando estamos informando...

domingo, 17 de octubre de 2010

Articulo: De "Supervisado a Supervisor"


 De "Supervisado a Supervisor"



Muchas veces en las organizaciones se forman excelentes equipo de trabajo, nos capacitamos, y desarrollamos habilidades que nos permiten demostrar que podemos hacer la transición de pasar de supervisado a supervisor, pero en las mayorías de los casos, una vez tenemos la oportunidad de cruzar a la acera del frente nos damos cuenta que no todo es como lo veíamos del otro lado, y es cuando llega el cuestionamiento a nuestras mente de saber si en realidad era lo que queríamos o mejor nos hubiésemos quedado en nuestra área de confort, y no tener tantas responsabilidades a nuestro cargo.

La primera vez que tuve la oportunidad de liderar un equipo de trabajo, fue en una empresa de carburantes “Estación de Gasolina Shell”, y luego de haber pasado mucho tiempo teniendo supervisores fui extrayendo de cada uno de ellos lo mejor y lo peor porque hasta de lo malo se aprende, pero cuando me toco comenzar a tratar el equipo de trabajo que estaba a mi cargo tome la decisión de hacer cuestionamientos a personas que tenían supervisores a su cargo, y les preguntaba cómo se sentían en su trabajo, que cosas cambiarían de sus jefes, y que les gustaría que sus supervisores hicieran para sentirse bien en la organización, luego de pasarme un fin de semana completo entrevistando amigos y relacionados, fue cuando llegue a la empresa y comencé con una reunión que más que una reunión formal se convirtió en un conversatorio entre amigos, donde se tocaron diversos temas, tales como: las experiencias laborales,  estudios realizados, hobbies, y hasta donde y con quien Vivian.

Luego de ir detectando el tipo de personalidad de cada uno según iban hablando, comencé analizar las carencias que tenían de ser escuchados, y el poco trato que recibían de sus anteriores lideres o jefes, fue cuando comencé a entender que el trabajo iba tomando forma, y que sería fácil para mí realizar la transición de pasar de supervisado a supervisor, pero no fue así, ya que día a día me daba cuenta de lo difícil que era despegarme o extraerme el chip de supervisado, y dos semanas más tarde cuando ya entendía que estaba haciendo el trabajo, fui llamado a la oficina de mi jefe y este me cuestiono por varias razones, una de ella era hacerme entender que ya no era un empleado de línea sino que había pasado a ocupar otra posición que no permitía seguirme conduciendo de la forma en que lo estaba haciendo, y que eso al final iba afectar mis resultados.

Tuve que subirme a la barza y comenzar a remar conforme los lineamientos que me habían trazado la organización y poco a poco fui adquiriendo la destreza y habilidad de ir formando el líder que soy hoy en día.

Aunque no fui ascendido dentro de una organización sino que me dieron el chance de trabajar como Gerente en esa prestigiosa empresa, y aunque continuaba en principio como si no hubiese cambiado el chip, siempre tuve una idea clara de lo que tenía que hacer como supervisor, pero era notorio ante mis jefes que me seguía manejando como supervisado, al final reconocí que todas las transformaciones pasan inevitablemente por un cambio de “chip”, de vencido a vencedor, de conquistado a conquistador, de pesimista a domador de situaciones, o de “supervisado a supervisor”.

Original de: Ángel Laucer Ortiz