Recent Posts

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Sigueme por Email

  • Equipo de alto Desempeño

    Uno de los factores críticos de éxito de un equipo de alto desempeño es que todos saben cuál es su rol y cómo éste encaja con los demás. En equipos en los que más de una persona realiza el mismo trabajo, con frecuencia podemos perder esto de vista. ..

  • Importancia de la Auto-conciencia

    De acuerdo con la más reciente investigación realizadas por psicólogos de la Universidad de Princeton, solo nos lleva una décima de segundos crear un juicio de primera impresión acerca de alguien. En el ambiente de ventas entramos en contacto con cientos de personas distintas todos los días...

  • ¿Comunicar o Informar?

    La idea no es saber el significado de cada una de estas palabras, sino saber cuando las utilizamos, y cuán importante es conocer la diferencia entre cuando estamos comunicando, y cuando estamos informando...

domingo, 28 de septiembre de 2014

Administración del tiempo.




           Administración del tiempo.



Una vez un profesor de maestría me dijo durante una cathedra, que el tiempo no se administra, y la razón por la que me dijo esto fue porque el tiempo no cambia, una hora siempre va a tener 60 minutos, un minuto 60 segundos, y así sucesivamente, que las que si se debe administran son las actividades o tareas, si damos prioridad a lo importante así podríamos aprovechar más el tiempo.

Muchas veces nosotros decimos es que no tenemos tiempo para realizar tal o cual cosa, pero en realidad lo que no tenemos es deseo de hacerlo, ya que como decía anteriormente el tiempo está ahí y nada va a cambiar, no culpemos al tiempo de nuestras irresponsabilidades.

Aprovechar el tiempo es uno de los recursos más apreciables del individuo, sin embargo se trata de un bien que no se puede parar, sino que pasa y no vuelve y es imposible recuperarlo una vez se va.

Una recomendación es que debemos identificar cuáles son las prioridades, metas y objetivos, conocer la fecha en  que lo vamos a realizar, e ir cotejando cada actividad que realizamos hasta llegar a esa visión que nos hemos trazado,  aunque no solamente implica planificar las actividades, sino también al momento de ejecutarla realizarla una a la vez, para así ser más eficiente.

En los tiempos muertos es donde debemos aprovechar para organizarnos, cuando estamos en espera del médico, del jefe, de los clientes, y en cualquier momento que no estemos comprometido con nadie, es cuando debemos decidir agendar las actividades siguientes, y ahí ganaremos tiempo para adelantar los compromisos del día, ya que planificar y programar es indispensable para controlar las acciones del día a día.
Separar lo urgente de lo importante, es una premisas que se adecuan a la vida diaria del individuo como de las organizaciones. Lo urgente son las tareas y actividades que exigen de nosotros una atención inmediata, mientras que lo importante son las actividades que se ocupan de atender lo que le da sentido a la existencia a largo plazo a una persona u organización, lo que constituye la misión o razón de ser de una empresa.
En conclusión, se puede decir que si los seres humanos fuéramos mas responsables y menos buscadores de excusas para no cumplir con nuestros compromisos se evitaría el decir no pude llegar a la reunión a tiempo porque me levante tarde, o no pude llegar a tiempo a clase porque el transito estuvo pesado, o no pude almorzar porque me cogió el tiempo en el trabajo, o no pude un sin número más de excusas, que lo que hace es hacernos ver como personas que no tienen ningún tiempo de compromiso ni respeto por el tiempo de los demás.
Vamos a ser más eficiente y a dedicarle el tiempo a lo que realmente importa, evitar el decir voy a tratar, ya que tratar es una forma ruidosa de no hacer nada, es mejor decir voy hacer y me comprometo hacerlo aquí y ahora.
Un artículo original de:
Ángel Laucer Ortiz
Facilitador de la Formación Profesional
Entrenador de Entrenadores
Maestría en Gerencia y Productividad
Postgrado en Alta Gestión Empresarial
Licenciado en Administración de Empresas
Licenciado en Mercadotecnia.
Escritor del libro: EMPRENDIMARKETING. http://www.amazon.com/dp/B00Y63XFA4/
Fundador de la escuela de negocios: Laucer Consulting Group.
Contactos: angellaucer@gmail.com
PCS: 809-863-0759

sábado, 27 de septiembre de 2014

El Jefe Dinosaurio o Tóxico.



El Jefe Dinosaurio o Tóxico.


En el artículo anterior hablábamos de los tipos de líderes, en este hablaremos acerca del jefe dinosaurio, este tiene unas diferencias marcada de lo que significa ser un líder,  ya que viene del jefe retrogrado que tiene poca o ninguna formación, que sólo se preocupa por mandar, no se involucra con los asociados, y no trabaja bajo una meta en común.

Aunque este tipo de personaje esta en extinción, aun quedan en las empresas no formales, en esta es donde más abundan, aunque en las empresas formales también aparecen, y una de su principales características es dar órdenes y no escuchar las expectaciones de sus supervisados, su cerebro emocional no se activa al procesar información, son inmune ante el dolor de terceros, por su forma de ser ocupan importantes posiciones dentro de la organización, les encanta el poder y lo buscan a cualquier precio.


  • Existen diferencias entre un líder y un jefe, algunas de estas se describe a continuación:
  • El líder dice vamos hacer o hagamos, el jefe dice hagan, o tienen que hacer.
  • El líder dice nosotros, y el jefe dice yo.
  • El líder forma, orienta y guía, el jefe sólo se encarga de dirigir.
  • El líder inspira confianza, el jefe inspira temor.

Estas son algunas de las diferencias, que se me ocurres colocar en este articulo, pero son inmensa las cantidades de comparaciones que existe entre estos dos tipos de personajes.
El jefe dinosaurio como se le conoce popularmente, es una persona que en determinado momento hace que cualquier motivación que tenga un supervisado se caiga, ya que no encuentra apoyo en la persona que entiende debe formarlo, capacitarlo, e inspirarle esa seguridad que se necesita para tomar decisiones importante dentro de  una organización, es más un gestor de problemas que tiene que hacer frente a la complejidad de las situaciones.

En conclusión se puede decir que las organizaciones evitan tener dentro de sus asociados a un jefe, ya que los jefes no producen eficacia ni ventajas, por el contrario causa a su alrededor un inmenso caos.

Un artículo original de:
Ángel Laucer Ortiz
Facilitador de la Formación Profesional
Entrenador de Entrenadores
Maestría en Gerencia y Productividad
Postgrado en Alta Gestión Empresarial
Licenciado en Administración de Empresas
Licenciado en Mercadotecnia.
Escritor del libro: EMPRENDIMARKETING. http://www.amazon.com/dp/B00Y63XFA4/
Fundador de la escuela de negocios: Laucer Consulting Group.
Contactos: angellaucer@gmail.com
PCS: 809-863-0759

viernes, 26 de septiembre de 2014

¿Líder: se Nace o se Hace?



¿Líder: se Nace o se Hace?



Aun en el siglo XXI muchos de nosotros nos cuestionamos si se nace siendo líder o es el tiempo quien se encarga de formarlo. Yo soy de los que piensa que se va formando conforme pasa el tiempo y mediante procesos de aprendizajes.

Líder: Es aquella persona que se preocupa por dejar un legado, transmite constantemente conocimientos, desarrolla a otros, y los anima en dirección a llegar a cumplir una meta en común.

Dentro de las clasificaciones de los tipos de liderazgos del siglo XXI se encuentran dos que a mi juicio ayudan a dirigir al equipo de forma exitosa.


El liderazgo Recibidor:

Son personas con cualidades innatas, captores de ideas frescas e innovadoras, y transmiten conocimientos constantemente, poseen cualidades naturales, sus competencias son muy desarrolladas tanto en el ámbito personal como profesional.

Son colaboradores, empáticos, carismáticos, facilitadores y se preocupan por que se cumplan a cabalidad las teorías de las necesidades de Abraham Maslow. También intentan conocer más allá a sus colaboradores, se interesan por la vida personal, para desarrollar la profesional.

Con su empatía logran hacer entender a los colaboradores que no están solos, y transmiten confianza al equipo para que todos trabajen de forma mancomunadas, que la visión de uno sea la visión de todos.


El liderazgo íntegro:

Este tipo de liderazgo tiene una diferencia marcada del anterior, pero de igual forma es tan válido como cualquiera de los demás.

El líder mantiene una relación afectuosa con los colaboradores, evita involucrarse con la vida personal, ni en su estado de ánimo, esto no significa que sea indiferente al dolor ajeno.

Es una persona comedida, piensa lo que va a decir, es analítico, metódico, se apega mucho a los procesos y muestra en determinados momentos inseguridad, ya que provee información de algunas situaciones que son evidentes, para evitar se confunda las buenas intenciones con permisiones.

Es abierto al dialogo, involucra a los demás en los proyectos, no olvida que muchas cabezas piensan más que una, es conciliador, manejador de conflictos, y toma decisiones justas y sin parcialismo, pero siempre apegado a los procesos.


En conclusión se puede decir que los líderes nacen o se hacen, eso nunca se determinará, ya que dependerá de la apreciación de las personas.

¿Qué piensas tu, Nacemos o nos Hacemos?


¿Con cuál de los dos tipos de liderazgos te identificas tú?


Un artículo original de:
Ángel Laucer Ortiz
Facilitador de la Formación Profesional
Entrenador de Entrenadores
Maestría en Gerencia y Productividad
Postgrado en Alta Gestión Empresarial
Licenciado en Administración de Empresas
Licenciado en Mercadotecnia.
Escritor del libro: EMPRENDIMARKETING. http://www.amazon.com/dp/B00Y63XFA4/
Fundador de la escuela de negocios: Laucer Consulting Group.
Contactos: angellaucer@gmail.com



jueves, 25 de septiembre de 2014

¿Qué tan alto está tu nivel de negociación?



¿Qué tan alto está tu nivel de negociación?




Se define negociación como una conversación entre dos o más personas con la finalidad de llegar a un acuerdo entre las partes. Es por esto que la capacidad de negociación supone una habilidad para crear un ambiente propicio para la colaboración y lograr compromisos duraderos que fortalezcan la relación, ya sea laboral, familiar, o en cualquier ámbito donde haya que llegar a un acuerdo de intereses divergentes o acuerdo mutuo.

Muchas veces los seres humanos entendemos que dejando alguna situación inconclusa, o dándole la razón a la otra personas, nos estamos ayudando, y es todo lo contrario, ahí es cuando nos debemos de cuestionar; ¿Qué tan alto esta tu nivel de negociación? Que mensaje le está enviando a la otra persona, ya que al abandonar la discusión, está diciendo yo perdí y tu ganaste. No se puede confundir el no querer resolver un conflicto por no faltar a la otra persona, con dejar que nuestro nivel de negociación se afecte.

En la vida en todo momento vamos a tener situaciones que nos impidan poder continuar con la discusión, una de las razones puede ser: no desgastarnos, y otra puede ser no me importa lo que opinen de mí, que él o ella se quede con la razón.

Una vez había un compañero de trabajo que se acerco a mi diciéndome, tengo un problema con mi compañera, y el problema consiste en que ella piensa que siempre tiene la razón, yo por no molestar la dejo tranquila, pero ya la situación se está tornando insoportable.

¿ le pregunté?, que es lo que sucede en realidad, ¿cual es la situación?

Luego de escuchar su parte, pues me dirijo a la compañera para escuchar la de ella, esta me informa que lo que sucede es que el compañero no se apega a las reglas a la hora de abordar a un cliente, y siempre discutimos porque él entiende que ese cliente era de él y no es así.

Cuando logro reunir a los dos compañeros, el primero me dice dejemos eso así, yo se que ella no va a perder, y usted le va a dar la razón.

Ya en ese momento el compañero perdió el pleito, ya que una vez te sientas vencido antes tu adversario y se lo demuestre, ya este va a entender que sabrá que hacer para salirse con la suya.

No debemos dejar que en ningún momento nuestro nivel de negociación se vea afectado, al final el árbitro dará la razón a quien el entienda, y usted debe agotar hasta el último recurso para defender su verdad.

Un artículo original de:
Ángel Laucer Ortiz
Facilitador de la Formación Profesional
Entrenador de Entrenadores
Maestría en Gerencia y Productividad
Postgrado en Alta Gestión Empresarial
Licenciado en Administración de Empresas
Licenciado en Mercadotecnia.
Creador del BLOG
Escritor del libro: EMPRENDIMARKETING. http://www.amazon.com/dp/B00Y63XFA4/
Contactos: angellaucer@gmail.com

miércoles, 24 de septiembre de 2014

Ahora yo soy el Cliente, ¿quien podrá defenderme?



Ahora yo soy el Cliente, ¿quien podrá defenderme?



“Servicio al cliente: Es tener la vocación de servir desde cualquier ámbito donde se tenga interacción con personas, sin importar el departamento empresarial donde esta se encuentre”.

En servicio al cliente se entrega satisfacción esperando recibir a cambio lealtad y una impresión duradera por parte de los cliente.

Por tal razón es que el servicio al cliente debe darse en todos los departamentos u oficinas donde una persona solicite alguna ayuda u orientación.

Muchas veces los clientes se sienten atrapado cuando en algún momento reciben un mal servicio, y se preguntan y ahora quien podrá defenderme, si confié  en esta persona y la respuesta que recibo es agresiva, poco cortes y a la vez desorientadora.

Cuenta una persona que una vez estuvo trabajando en una empresa de telecomunicaciones en el departamento de servicio al cliente, dice que muchas veces tuvo que fingir una sonrisa sólo para complacer al cliente, y otras veces se sentía impotente, ya que no tenia las herramientas necesarias para poder dar respuesta a las soluciones que este buscaba.

Luego esa persona fue despedido por algunas razones que muchas veces las empresas se reservan el derecho de informar el porque, y sólo le dicen que fue una decisión de la alta gerencia. En ese momento es donde surge la pregunta.

Ahora yo soy el cliente, ¿quien podrá defenderme?

Esa persona conocía las técnicas utilizadas para agradar al cliente, y no hacer que este se molestara por no tener la respuesta que estaba esperando, pero ahora se encuentra de este lado, y por su mente pasan infinidad de pregunta, una de ella fue, que haré cuando me comuniquen informaciones que yo comunicaba cuando estaba de aquel lado, y que yo se porque me están informando de esa forma.

Ahora yo soy el cliente, ¿quien podrá defenderme?

Un artículo original de:
Ángel Laucer Ortiz
Facilitador de la Formación Profesional
Entrenador de Entrenadores
Maestría en Gerencia y Productividad
Postgrado en Alta Gestión Empresarial
Licenciado en Administración de Empresas
Licenciado en Mercadotecnia.
Creador del BLOG:
Escritor del libro: EMPRENDIMARKETING. http://www.amazon.com/dp/B00Y63XFA4/
Fundador de la escuela de negocios: Laucer Consulting Group.
Contactos: angellaucer@gmail.com

PCS: 809-863-0759

martes, 23 de septiembre de 2014

De Supervisado a Supervisor, Fuera ese chip



De Supervisado a Supervisor, Fuera ese chip...


Una vez comencé a entender como era que tenía que sacarme el chip, y lograr ser el supervisor o líder que soy hoy en día, entendí que lo que siempre debí haber hecho era, desconectarme definitivamente de los que me alejaba de mi objetivo.


¿Cómo lo logré?
  • Comencé a evitar discusiones innecesarias
  • Comunicarme más con el individuo
  • Asumir mi rol de supervisor, y cambiar de ser reactivo, a ser proactivo.
  • Buscando ayuda en las personas que manejan personal y que tienen más experiencia que yo en esto.
  • Manteniendo la humildad;  si anteriormente yo pensaba en mí, ahora tengo en quien pensar.
  • Modelando con el ejemplo.
  • Manejando los conflictos, búsqueda de soluciones GANAR GANAR.
  • Siendo facilitador en vez de dificultador.

Continué preparándome poco a poco, y en un abrir y cerrar de ojos ya era comparado con los demás supervisores, y fui conectando con ellos siendo parte del equipo que deseaba la compañía.

Muchos de los supervisados me malinterpretaron, entendieron que yo me alejaba de ellos, pero al contario me acercaba mas, ya que siempre estaba indagando que necesitamos para ser mejores cada día, y retroalimentando al momento ya sea de forma positiva o negativa.

Al final deje de parecer un empleado de línea que dirigía un equipo, sino un líder que quería conquistar seguidores, desarrollarlos y orientarlos para que estos a su vez se convirtieran en profesionales completos, para ocupar cualquier puesto o emprender hacia afuera su propio proyecto.

En conclusión, se puede decir que las transiciones son dolorosas, pero si no duele no se disfruta, y si no estamos dispuestos a sacarnos el chip, entonces nos quedaremos atrapados en una indecisión de saber qué es lo que queremos en realidad: desarrollarnos profesionalmente, o quedarnos en nuestra área de confort.

Un artículo original de:
Ángel Laucer Ortiz
Facilitador de la Formación Profesional
Entrenador de Entrenadores
Maestría en Gerencia y Productividad
Postgrado en Alta Gestión Empresarial
Licenciado en Administración de Empresas
Licenciado en Mercadotecnia.
Creador del BLOG:
Escritor del libro: EMPRENDIMARKETING. http://www.amazon.com/dp/B00Y63XFA4/
Fundador de la escuela de negocios: Laucer Consulting Group.
Contactos: angellaucer@gmail.com
PCS: 809-863-0759