Recent Posts

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Sigueme por Email

viernes, 26 de septiembre de 2014

¿Líder: se Nace o se Hace?



¿Líder: se Nace o se Hace?



Aun en el siglo XXI muchos de nosotros nos cuestionamos si se nace siendo líder o es el tiempo quien se encarga de formarlo. Yo soy de los que piensa que se va formando conforme pasa el tiempo y mediante procesos de aprendizajes.

Líder: Es aquella persona que se preocupa por dejar un legado, transmite constantemente conocimientos, desarrolla a otros, y los anima en dirección a llegar a cumplir una meta en común.

Dentro de las clasificaciones de los tipos de liderazgos del siglo XXI se encuentran dos que a mi juicio ayudan a dirigir al equipo de forma exitosa.


El liderazgo Recibidor:

Son personas con cualidades innatas, captores de ideas frescas e innovadoras, y transmiten conocimientos constantemente, poseen cualidades naturales, sus competencias son muy desarrolladas tanto en el ámbito personal como profesional.

Son colaboradores, empáticos, carismáticos, facilitadores y se preocupan por que se cumplan a cabalidad las teorías de las necesidades de Abraham Maslow. También intentan conocer más allá a sus colaboradores, se interesan por la vida personal, para desarrollar la profesional.

Con su empatía logran hacer entender a los colaboradores que no están solos, y transmiten confianza al equipo para que todos trabajen de forma mancomunadas, que la visión de uno sea la visión de todos.


El liderazgo íntegro:

Este tipo de liderazgo tiene una diferencia marcada del anterior, pero de igual forma es tan válido como cualquiera de los demás.

El líder mantiene una relación afectuosa con los colaboradores, evita involucrarse con la vida personal, ni en su estado de ánimo, esto no significa que sea indiferente al dolor ajeno.

Es una persona comedida, piensa lo que va a decir, es analítico, metódico, se apega mucho a los procesos y muestra en determinados momentos inseguridad, ya que provee información de algunas situaciones que son evidentes, para evitar se confunda las buenas intenciones con permisiones.

Es abierto al dialogo, involucra a los demás en los proyectos, no olvida que muchas cabezas piensan más que una, es conciliador, manejador de conflictos, y toma decisiones justas y sin parcialismo, pero siempre apegado a los procesos.


En conclusión se puede decir que los líderes nacen o se hacen, eso nunca se determinará, ya que dependerá de la apreciación de las personas.

¿Qué piensas tu, Nacemos o nos Hacemos?


¿Con cuál de los dos tipos de liderazgos te identificas tú?


Un artículo original de:
Ángel Laucer Ortiz
Facilitador de la Formación Profesional
Entrenador de Entrenadores
Maestría en Gerencia y Productividad
Postgrado en Alta Gestión Empresarial
Licenciado en Administración de Empresas
Licenciado en Mercadotecnia.
Escritor del libro: EMPRENDIMARKETING. http://www.amazon.com/dp/B00Y63XFA4/
Fundador de la escuela de negocios: Laucer Consulting Group.
Contactos: angellaucer@gmail.com



Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario