Recent Posts

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Sigueme por Email

viernes, 2 de enero de 2015

El cliente que calla, no siempre otorga.


El cliente que calla, no siempre otorga.



El cliente que decide sólo callar y mirar a ver qué pasa, no siempre otorga, mayormente lo que hace es no regresar, y le da la oportunidad a la empresa de que pueda enmendar su error al ver que cada día sus productos son menos demandados.

Yo no sé quién es el empresario, ni cuál es su propósito de negocio, ni sé si el empresario sabe quién soy yo, pero lo que si se, es que si su negocio va directamente a la quiebra es porque en ningún momento supo apreciar la importancia que tienen los clientes para la compañía. Lo que sí hizo fue gastar una alta cantidad de dinero en campaña publicitaria, para que su empresa se diera a conocer, cuando lo que debió hacer fue preparar a su personal, entrenarlos, para que tengan la capacidad de decir gracias, dedicar una sonrisa de bienvenida y despedida, y ofrecer un grato servicio que permita que el cliente regrese con mas fe, y que pueda hasta recomendar a otros por el buen servicio que recibe cuando nos visita.

Cuando se descuidan los clientes reales, y potenciales, de seguro se encontrarán con clientes que difícilmente regresen a tu empresa.

Muchas personas sólo callan, observan como son atropellados por un dependiente que lo ignora, que no le ofrece una disculpa por hacerlo perder su tiempo,  muchas veces los empleados se quedan hablando con otros compañeros, o hablando por teléfono, algunas veces hasta tienen que repetir la orden, ya que la que habían realizado pues se paso y ni cuenta se dieron, por atender a otras personas que en la mayoría de los casos hasta llegaron ultimo. Este tipo de cliente nunca se queja, ni hace escándalos, este tipo de cliente es…

El cliente que prefiere no regresar.

El servicio al cliente, es la clave que le permitirá diferenciarse de los competidores que no responden con rapidez a sus necesidades. Póngase en los zapatos del cliente, descubra ¿cuáles son sus necesidades? ¿Cuáles son las soluciones reales? Provea soluciones y de seguimiento a sus casos, si es por correo electrónico, hágalo y no se desligue, trate de aparecer en todas las copias hasta llegar a una solución final, y en el mayor de los casos, trate de dar la información usted mismo, esto hará que el cliente se sienta apreciado por la empresa en quien confió desde el principio.


Un artículo original de:
Ángel Laucer Ortiz
Facilitador de la Formación Profesional
Entrenador de Entrenadores
Maestría en Gerencia y Productividad
Postgrado en Alta Gestión Empresarial
Licenciado en Administración de Empresas
Licenciado en Mercadotecnia.
Escritor del libro: EMPRENDIMARKETING. http://www.amazon.com/dp/B00Y63XFA4/
Fundador de la escuela de negocios: Laucer Consulting Group.
Contactos: angellaucer@gmail.com
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario