Recent Posts

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Sigueme por Email

lunes, 16 de febrero de 2015

Estrategias de diferenciación.


Estrategias de diferenciación.


Lo primero que se me viene a la mente cuando pienso en Estrategias de Diferenciación es, ¿Qué nos hace único? Y la verdad es que con el bombardeo de marcas que existen en la actualidad, y que desde que nos levantamos estamos expuestos a comerciales que luchan por posicionarse en la mente del consumidor, por cualquier medio de comunicación e incluso en las redes sociales.

La estrategia de diferenciación de un producto es una estrategia de comercialización que las empresas utilizan para diferenciar un producto o servicio de los demás que compiten en el mercado. Esta estrategia puede proporcionarles a las pequeñas empresas una ventaja competitiva en un mercado dominado por las grandes compañías.

La estrategia de diferenciación que la empresa utilice debe dirigirse a un segmento del mercado, y el mensaje que entregue debe ser que el producto es positivamente distinto de todos los demás productos similares.

Para que una estrategia se califique como de diferenciación se debe cumplir una serie de elementos o requisitos tales como:

Importante: La diferencia debe ser valorada por un número representativo de personas que no necesariamente son consumidores de ese producto o servicio.

Diferente: ninguna competencia ofrece algo similar.

Inimitable: debido al éxito de ese producto, la competencia aprovecha para hacer benchmarking, mismo que también es permitido a nivel de estrategias.

Asequible: Los clientes tienden a ser muy sensible al precio,, pero antes de fijar los precios, debemos tomar en consideración los costos, puesto que por más innovador que sea el producto si el precio es muy alto, el producto tiende a no venderse, y si es muy bajo, el cliente lo relaciona con algo que no tiene importancia o que no resulta atractivo, dependiendo el producto, ya que el mismo nos da status.

Una de las razones por lo que las empresas fallan al momento de querer posicionarse en la mente del consumidor, es que no conocen a sus clientes, y mucho menos conocen con quien compiten, y esto es de vital importancia, ya que debemos saber por qué nos buscan los clientes, que quieren de nosotros, que podemos ofrecerles para que regresen y nos consideren su principal opción, lo mismo con la competencial ¿qué ofrece esta?, ¿en qué me diferencio de mis competidores?, y otras tantas interrogantes que tenemos que hacer al momento de querer posicionarnos como uno de los siete productos que generalmente las personas promedio conocen al momento de recordar una marca, según los especialistas de investigación y marketing.

Si extrapolamos esta estrategia de diferenciación a una persona como empresa, de igual forma debemos considerar varias interrogantes que nos van a servir para hacernos antes nuestros clientes como únicos e irrepetibles.

En conclusión, podemos decir que para elaborar una estrategia de diferenciación hay que prestar especial atención en los detalles, que son lo que hacen la principal diferencia.

Un artículo original de:
Ángel Laucer Ortiz
Facilitador de la Formación Profesional
Entrenador de Entrenadores
Maestría en Gerencia y Productividad
Postgrado en Alta Gestión Empresarial
Licenciado en Administración de Empresas
Licenciado en Mercadotecnia.
Escritor del libro: EMPRENDIMARKETING. http://www.amazon.com/dp/B00Y63XFA4/
Fundador de la escuela de negocios: Laucer Consulting Group.
Contactos: angellaucer@gmail.com

PCS: 809-863-0759
Reacciones:

1 comentarios:

Publicar un comentario