Recent Posts

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Sigueme por Email

  • Equipo de alto Desempeño

    Uno de los factores críticos de éxito de un equipo de alto desempeño es que todos saben cuál es su rol y cómo éste encaja con los demás. En equipos en los que más de una persona realiza el mismo trabajo, con frecuencia podemos perder esto de vista. ..

  • Importancia de la Auto-conciencia

    De acuerdo con la más reciente investigación realizadas por psicólogos de la Universidad de Princeton, solo nos lleva una décima de segundos crear un juicio de primera impresión acerca de alguien. En el ambiente de ventas entramos en contacto con cientos de personas distintas todos los días...

  • ¿Comunicar o Informar?

    La idea no es saber el significado de cada una de estas palabras, sino saber cuando las utilizamos, y cuán importante es conocer la diferencia entre cuando estamos comunicando, y cuando estamos informando...

domingo, 29 de marzo de 2015

Clientes, seguidores, o fans. ¿Fidelizarlos o engancharlos?

Clientes, seguidores, o fans. ¿Fidelizarlos o engancharlos?






Clientes: Personas u organización con necesidades que satisfacer, dinero para gastar y el deseo de gastarlo.

Seguidores: término que se utiliza en las redes sociales, tanto en Twitter como en instagran.

Fans: el término es sinónimo de seguidores ya que se utiliza para lo mismo, para seguir a una persona institución o cosas que admiras, o siente entusiasmo por ellos. Aunque es más usado para los artistas, deportistas o comunicadores o personas que se dedican al entretenimiento.

Actualmente en los tiempos que estamos viviendo, podemos decir que cualesquiera de estos términos que utilicemos estamos haciendo referencia al bien más preciado que tiene una organización, empresa o persona.

La correcta relación con este bien, permite a las empresas conocer los cambios en las actitudes y expectativas para poder anticiparse a sus necesidades. Las buenas relaciones que tengamos con ellos pueden constituir una ventaja competitiva real, ya que los entornos comerciales contemporáneos se perfilan cada vez más uniforme en cuanto al uso de tecnologías avanzadas de la información, marketing digital y la comercialización de productos y servicios, pero se diferencian notablemente en el trato ofrecido a sus clientes, seguidores, o fans.

Dentro de la amplia variedad de instrumentos o sistemas para mejorar la fidelización de los clientes y retenerlos en la empresa se encuentra los servicios de atención al cliente. Los objetivos fundamentales de estos son:

Mejorar la atención y el servicio a los clientes. El centro de atención al cliente debe investigar a los consumidores y proponer mejoras en el servicio y en el proceso de prestación del mismo.
Los grandes cambios que han experimentado las empresas diariamente la hacen enfrentar el desafío de adaptarse a las necesidades de su mercado y diferenciar la experiencia de servicio que ofrecen a sus clientes, mientras mantienen el balance del costo y de sus inversiones de capital y tecnología. Con esto, cada uno de los mecanismos de ellas debe ajustarse óptimamente a estos cambios.

Dicho lo anterior podemos decir que hemos pasado del cliente consumidor. al fans o seguidor, esto quiere decir que poco a poco va quedando menos clientes consumidor, y vamos pasando del consumo al seguimidor, o fansumidor.

Otros términos que también van consiguiendo un auge impresionante, son los que antes hacíamos referencias tales como: Cartera de clientes, ahora es más utilizado libretas de fans, o seguidores en twitter e instagran, aunque estos términos son intangibles, constituyen un valor añadido a las empresas, ya que son un proyecto realidad.

Clientes, Seguidores, o fans, estos términos actualmente van de las manos uno con otros, pero debemos saber que hay una gran diferencias, ya que el cliente aun sea potencial o real, son clientes tangibles, mientras que los fans o seguidores actualmente lo consideramos virtual, esto no significa que tengan menos importancia, pero si en algún momento un fans o seguidor deja de seguirnos, no nos podemos deprimir ya que si estos se van es porque no están muy interesados en lo que ofrece, ya que uno no puede gustarle a todo el mundo, y los que se quedan más pronto que nunca se convertirán en nuestros clientes potenciales.

Así que a los fans, seguidores, suscriptores que valoran los productos o servicios que negocias, son a los que debes enfocar toda tu energía, ya que en algún momento te compraran, pero si no es así tampoco hay que preocuparse, ya que te puedo asegurar que una gran parte de ellos serán de todos modos tus promotores numero uno.


De todas formas, como fidelizadores o enganchadores de clientes, fans, o seguidores, la idea es que todos permanezcan con nosotros, y si la fuga es masiva entonces hay que hacer un análisis para verificar las razones por la cual nos están abandonando, y volvernos a ubicar como su principal opción a la hora de seguir o sernos leales.


Original de: Angel Laucer Ortiz

jueves, 19 de marzo de 2015

Mis sueños de ser emprendedor bajo una frase: “Quien tropieza y no se cae, adelanta un paso”

Mis sueños de ser emprendedor bajo una frase:

“Quien tropieza y no se cae, adelanta un paso”





      Quien tropieza y no se cae, no tropezó  adelantó un paso, eso es lo que buscamos en esta vida, tener la capacidad de no ser pesimistas, y no ver un tropezón como un obstáculo en nuestro camino, sino como una oportunidad de seguir avanzando.

Muchas veces nosotros los seres humanos pensamos que cuando nos suceden cosas que no son de nuestro agrado, ya fracasamos, y es en ese preciso instante en donde tenemos que tomar fuerzas de donde no las hay para seguir adelante. Está frase que se menciona en el primer párrafo de este artículo, es una de tantas frases que escuche desde niño, y siempre me preguntaba qué pasaría si sucediera lo contrario, es decir si tropiezo y si me caigo, ¿Me quedaré en el suelo?  ¿Me levantaré? y recorreré todo el camino que falta por recorrer, de estas interrogantes las respuestas sólo la puedes saber tu.

Yo he tropezado, no una sino inmensidad de veces, y la diferencia estuvo en que tuve el valor de levantarme y seguir.

Otras frases que siempre escuche desde niño fueron:

  • No se hizo el peldaño para descansar, sino para avanzar al siguiente.
  • Los grandes éxitos nacen de las cenizas del fracaso.


Con estas y otras tantas frases más empecé a caminar en mi vida. Siempre tuve la certeza de que los estudios algún día me llevarían a un lugar, un lugar en donde cuando se es niño (a) nunca nos imaginamos, pero como todo en la vida tiene un propósito, cuando nacemos las cosas las hacemos por instintos o porque nuestros padres nos guían, somos dependientes de ellos, y ya una vez crecemos empiezan las interrogantes; ¿para donde voy? ¿Qué voy a obtener si continúo este camino? Y la verdad es que llega un momento de nuestras vidas al que llamamos madurez, en donde las indecisiones no se acaban pero son menos, o por lo menos tenemos la capacidad de poder discernir entre lo que nos conviene o no, de lo contrario buscar ayuda de profesionales en la materia para que nos orienten.

Me hice bachiller en ciencias físicas y matemáticas por casualidad, luego entré a la universidad estudiando una carrera que no tenía ni idea de lo que iba hacer al terminarla, al cabo de año y medio me di cuenta del error que iba a cometer si seguía avanzando, estudiaba Ingeniería Industrial, aparte de que no era bueno con los números, era una carrera que había que dedicarle tiempo completo, y al venir de una familia pobre, no contaba con los recursos para ir a estudiar, y no tenia ni ideas de cómo conseguiría el pasaje para trasladarme a la universidad, comprar los útiles escolares entre otros menesteres de la vida estudiantil.

Duré seis años para graduarme, y en ese ínterin pase por muchas dificultades, muchas veces tuve que decidir en venir la mitad del camino a pies, y la otra mitad en vehículo público, ya que el pasaje no me alcanzaba, tenía que utilizar copias de libros porque el dinero no daba para comprar el original, y los trabajos cada vez mas escasos, tuve que entrar a trabajar a la zona franca, en otros lugares se les conoce como factoría, y cuando salía del trabajo me dirigía a la universidad, eso agotaba cada vez mas mis deseos de continuar, pero como la vida es así, no todos contamos con el apoyo que necesitamos para seguir avanzando, y aun así eso no me detuvo, porque la vida es lo que uno construye día a día.

Aunque no me gradué con honores, mi vida profesional poco a poco iba a demostrar lo diferente que puede ser una propuesta profesional convencional y una que no lo es, dicho esto ya que en el año 2001 al concluir la licenciatura en mercadotecnia, carrera a la que cambie por sobradas razones que más adelante abundaré sobre estas, muchas personas me cuestionaban el porqué estudie una carrera que la mayoría de las personas no saben de que se trata, y las personas que de verdad me quieren se preguntaban y dónde conseguirá trabajo luego de terminar sus estudios. Lo verdaderamente importante de todo esto es que 13 años después todavía esta carrera sigue siendo una de las más demandadas en las universidades de la República Dominicana y en Latino América.

Hoy en día en el año 2015 estoy laborando para una importante empresa multinacional, que me ha permitido desarrollarme cada día más y a la cual le agradezco el crecimiento profesional y personal que he tenido.

Pese a todas las dificultades que he tenido en el trajinar de mi vida adulta, entiendo que mi frase favorita continua siendo “quien tropieza y no se cae adelanta un paso”, yo por mi parte tropecé, caí, me levanté y continuo con la esperanza de seguir descubriendo que quien tiene un espíritu emprendedor, donde otras personas ven un fracaso, una vida rota, un desastre, yo veo una oportunidad, misma que me permitirá a fuerza de voluntad, de trabajo, de ingenio, de un poquito de suerte, con un poco de por favor, a abrir esa cerradura, ese pasillo que me permitirá entrar y mantenerme en ese lugar donde aspiro estar y desarrollar a otros para que permanezcan y mantengan sus sueños vivos, independencia laboral, o (Emprendedurismo).


Original de: Ángel Laucer Ortiz

sábado, 7 de marzo de 2015

Comunicar, o informar. ¿Dónde radica la gran diferencia? Es lo que un líder de hoy necesita conocer.

Comunicar, o informar. ¿Donde radica la gran diferencia? Es lo que un líder de hoy necesita conocer.



La verdad es que pudimos haber ido directamente a la fuente fidedigna como lo es el diccionario, pero la idea no es saber el significado de cada una de estas palabras, sino saber cuando las utilizamos, y cuán importante es conocer la diferencia entre cuando estamos comunicando, y cuando estamos informando.

Cuando hablamos de informar, esto no es más que dar a conocer una información a través de un mensaje sin necesidad de tener una retroalimentación o feedback. Es decir transmitir una información del emisor al receptor y listo, ya informamos.

El líder dice a partir de mañana el horario de entrada es a las 8:30 am y el de salida es a las 5:30 pm. En estos momentos estamos informando, ya que no se necesita de una respuesta por parte del receptor.

Comunicar se considera un proceso social, ya que implica a los seres humanos y a sus interacciones con distintas intensiones, motivaciones y habilidades, y consiste en que el emisor envía un mensaje a su receptor para que este ultimo lo decodifique y envíe una respuesta codificada al emisor, el cual ya paso a ser receptor al decodificar la respuesta del emisor; por tanto podemos decir que la comunicación es de doble vía, va del emisor al receptor y viceversa.

A pesar de que este sea un tema de discusión, se puede decir que mucho se ha investigado sobre este aspecto, pero existe una diferencia bastante clara y es que comunicar es tratar con alguien de palabra o por escrito esperando una respuesta, a diferencia de informar que no necesariamente exista una retroalimentación. ¿Qué quiere decir esto? Que se espera una respuesta de receptor ya sea oral o física al oír o recibir la comunicación.

La información como tal no tiene ningún sentido si no necesitamos saber algo, es decir en un libro de ciencias naturales se habla de la importancia de cuidar la naturaleza, de los tipos de plantas, raíces etc. pero si nosotros no estamos preocupado por conocer esa información, esta  se quedará ahí mismo plasmada en los libros hasta que nosotros tengamos la necesidad de informarnos.

En cuanto a la comunicación como coordinación esta trae la dimensión de la invención de espacios nuevos de acción operacionales o estratégicos y la inmensidad de compromisos que se llegan a establecer para que se llegue hacer realidad. Dicho de este modo podemos decir que una organización se funda en una declaración de roles, lo cual constituye en sí mismo una conversación. Las normativas y controles corresponden a declaraciones, lo cual también constituye una conversación.

En resumidas cuentas, podemos decir que la comunicación es intercambiar mensaje entre dos o más individuos, por ejemplo cuando recibimos un mensaje de texto, un mail, una carta o alguien te relata una historia e incluso cuando te escuchan, todo eso constituye una forma de comunicar y en todos ellos se presentan los elementos de la comunicación: un emisor, mensaje-receptor, y feedback.

Mientras que informar es una especie de datos procesados para un uso al instante o en el futuro dependiendo de la necesidad que se le presente al individuo al momento de conocer una información, es decir que siempre que hablamos o enviamos un mensaje sin recibir retroalimentación estamos hablando de informar.

Un artículo original de: Ángel Laucer Ortiz.

lunes, 2 de marzo de 2015

Cinco pilares para emprender un proyecto.

Artículo
Cinco pilares para emprender un proyecto.


Primer pilar: Estar listo para emprender.

Todo proyecto conlleva una dedicación, pero sobre todo hay que estar claro en qué proyecto vamos a emprender, ser capaz de dar una explicación en pocos minutos acerca de  en qué consiste tu proyecto, y que pueda generar interés en la persona que le comente acerca del mismo, definir cuál es la base del negocio, y a que público será dirigido, estos son los tres principales puntos que merecen especial atención, ya que son la columna vertebral del nuevo proyecto, o en su defecto el relanzamiento de uno ya existente.

Segundo pilar: Liderazgo.

No cabe duda que ser un buen líder es una de las cinco áreas en la que todo emprendedor debe destacarse. Estar orientado a sus objetivos y meta, es la energía interna que los mueve a trabajar sin rendirse hasta cumplir con la misión propuesta. Para poder establecer una estrategia, los emprendedores deben tener objetivos claros, y específicos, que les permitan influenciar a otros y conseguir el apoyo deseado.

Tercer pilar: Fe en ti mismo.


Las personas que cuentan con la capacidad de tener una visión de futuro y la habilidad para tomar la responsabilidad de sus actos, tomar la iniciativa y jamás perder el norte y confianza en sí mismo, ven los obstáculos como parte del proceso, y en vez de decidir rendirse, toman el impulso de trabajar con más ahínco para superarlos.

Cuarto pilar: No perder el norte o tu visión.

Muchas veces por lo acelerado del día a día perdemos de vista nuestra visión, y perdemos las perspectivas para la toma de decisiones, y si hay algo que debamos hacer cuando esto nos suceda es detenernos un poco y mirar hacia delante, y pensar que nuestra visión es lo que me va a permitir al final decir lo he logrado, y por tal razón no debo perderla en ningún momento.

Yo puedo tener los conocimientos necesarios para desarrollar cualquier proyecto en que me embarque, tener el día entero para dedicárselo, muchas ganas de independizarme, pero si no tengo claro cuál es mi visión con relación al tema, va a resultar imposible llegar a concretizarlo.
Quinto pilar: Humildad.

Ser humilde es una virtud que muchos carecemos, pero que no podemos dejar de lado el querer alcanzar tenerla, ya que es lo que nos va a permitir mantener los pies puestos sobre la tierra, y si en algún momento decaemos, debemos tener la capacidad para mostrarnos tal cual somos, y buscar la ayuda necesaria, ya que aunque nos independizamos para emprender, no nos separamos del mundo, ni somos autosuficientes, entonces es el momento de saber pensar en quien debo buscar ayuda, dependiendo el área de mi proyecto que fue afectada, podría ser en lo económico, en lo investigativo, etc.

En conclusión podemos decir que si nos damos cuenta, estos cinco pilares conforman la columna vertebral del espíritu emprendedor.
¿Cuáles de estos pilares tienes tu como emprendedor?


Original de: Ángel Laucer Ortiz