Recent Posts

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Sigueme por Email

sábado, 7 de marzo de 2015

Comunicar, o informar. ¿Dónde radica la gran diferencia? Es lo que un líder de hoy necesita conocer.

Comunicar, o informar. ¿Donde radica la gran diferencia? Es lo que un líder de hoy necesita conocer.



La verdad es que pudimos haber ido directamente a la fuente fidedigna como lo es el diccionario, pero la idea no es saber el significado de cada una de estas palabras, sino saber cuando las utilizamos, y cuán importante es conocer la diferencia entre cuando estamos comunicando, y cuando estamos informando.

Cuando hablamos de informar, esto no es más que dar a conocer una información a través de un mensaje sin necesidad de tener una retroalimentación o feedback. Es decir transmitir una información del emisor al receptor y listo, ya informamos.

El líder dice a partir de mañana el horario de entrada es a las 8:30 am y el de salida es a las 5:30 pm. En estos momentos estamos informando, ya que no se necesita de una respuesta por parte del receptor.

Comunicar se considera un proceso social, ya que implica a los seres humanos y a sus interacciones con distintas intensiones, motivaciones y habilidades, y consiste en que el emisor envía un mensaje a su receptor para que este ultimo lo decodifique y envíe una respuesta codificada al emisor, el cual ya paso a ser receptor al decodificar la respuesta del emisor; por tanto podemos decir que la comunicación es de doble vía, va del emisor al receptor y viceversa.

A pesar de que este sea un tema de discusión, se puede decir que mucho se ha investigado sobre este aspecto, pero existe una diferencia bastante clara y es que comunicar es tratar con alguien de palabra o por escrito esperando una respuesta, a diferencia de informar que no necesariamente exista una retroalimentación. ¿Qué quiere decir esto? Que se espera una respuesta de receptor ya sea oral o física al oír o recibir la comunicación.

La información como tal no tiene ningún sentido si no necesitamos saber algo, es decir en un libro de ciencias naturales se habla de la importancia de cuidar la naturaleza, de los tipos de plantas, raíces etc. pero si nosotros no estamos preocupado por conocer esa información, esta  se quedará ahí mismo plasmada en los libros hasta que nosotros tengamos la necesidad de informarnos.

En cuanto a la comunicación como coordinación esta trae la dimensión de la invención de espacios nuevos de acción operacionales o estratégicos y la inmensidad de compromisos que se llegan a establecer para que se llegue hacer realidad. Dicho de este modo podemos decir que una organización se funda en una declaración de roles, lo cual constituye en sí mismo una conversación. Las normativas y controles corresponden a declaraciones, lo cual también constituye una conversación.

En resumidas cuentas, podemos decir que la comunicación es intercambiar mensaje entre dos o más individuos, por ejemplo cuando recibimos un mensaje de texto, un mail, una carta o alguien te relata una historia e incluso cuando te escuchan, todo eso constituye una forma de comunicar y en todos ellos se presentan los elementos de la comunicación: un emisor, mensaje-receptor, y feedback.

Mientras que informar es una especie de datos procesados para un uso al instante o en el futuro dependiendo de la necesidad que se le presente al individuo al momento de conocer una información, es decir que siempre que hablamos o enviamos un mensaje sin recibir retroalimentación estamos hablando de informar.

Un artículo original de: Ángel Laucer Ortiz.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario