Recent Posts

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Sigueme por Email

jueves, 19 de marzo de 2015

Mis sueños de ser emprendedor bajo una frase: “Quien tropieza y no se cae, adelanta un paso”

Mis sueños de ser emprendedor bajo una frase:

“Quien tropieza y no se cae, adelanta un paso”





      Quien tropieza y no se cae, no tropezó  adelantó un paso, eso es lo que buscamos en esta vida, tener la capacidad de no ser pesimistas, y no ver un tropezón como un obstáculo en nuestro camino, sino como una oportunidad de seguir avanzando.

Muchas veces nosotros los seres humanos pensamos que cuando nos suceden cosas que no son de nuestro agrado, ya fracasamos, y es en ese preciso instante en donde tenemos que tomar fuerzas de donde no las hay para seguir adelante. Está frase que se menciona en el primer párrafo de este artículo, es una de tantas frases que escuche desde niño, y siempre me preguntaba qué pasaría si sucediera lo contrario, es decir si tropiezo y si me caigo, ¿Me quedaré en el suelo?  ¿Me levantaré? y recorreré todo el camino que falta por recorrer, de estas interrogantes las respuestas sólo la puedes saber tu.

Yo he tropezado, no una sino inmensidad de veces, y la diferencia estuvo en que tuve el valor de levantarme y seguir.

Otras frases que siempre escuche desde niño fueron:

  • No se hizo el peldaño para descansar, sino para avanzar al siguiente.
  • Los grandes éxitos nacen de las cenizas del fracaso.


Con estas y otras tantas frases más empecé a caminar en mi vida. Siempre tuve la certeza de que los estudios algún día me llevarían a un lugar, un lugar en donde cuando se es niño (a) nunca nos imaginamos, pero como todo en la vida tiene un propósito, cuando nacemos las cosas las hacemos por instintos o porque nuestros padres nos guían, somos dependientes de ellos, y ya una vez crecemos empiezan las interrogantes; ¿para donde voy? ¿Qué voy a obtener si continúo este camino? Y la verdad es que llega un momento de nuestras vidas al que llamamos madurez, en donde las indecisiones no se acaban pero son menos, o por lo menos tenemos la capacidad de poder discernir entre lo que nos conviene o no, de lo contrario buscar ayuda de profesionales en la materia para que nos orienten.

Me hice bachiller en ciencias físicas y matemáticas por casualidad, luego entré a la universidad estudiando una carrera que no tenía ni idea de lo que iba hacer al terminarla, al cabo de año y medio me di cuenta del error que iba a cometer si seguía avanzando, estudiaba Ingeniería Industrial, aparte de que no era bueno con los números, era una carrera que había que dedicarle tiempo completo, y al venir de una familia pobre, no contaba con los recursos para ir a estudiar, y no tenia ni ideas de cómo conseguiría el pasaje para trasladarme a la universidad, comprar los útiles escolares entre otros menesteres de la vida estudiantil.

Duré seis años para graduarme, y en ese ínterin pase por muchas dificultades, muchas veces tuve que decidir en venir la mitad del camino a pies, y la otra mitad en vehículo público, ya que el pasaje no me alcanzaba, tenía que utilizar copias de libros porque el dinero no daba para comprar el original, y los trabajos cada vez mas escasos, tuve que entrar a trabajar a la zona franca, en otros lugares se les conoce como factoría, y cuando salía del trabajo me dirigía a la universidad, eso agotaba cada vez mas mis deseos de continuar, pero como la vida es así, no todos contamos con el apoyo que necesitamos para seguir avanzando, y aun así eso no me detuvo, porque la vida es lo que uno construye día a día.

Aunque no me gradué con honores, mi vida profesional poco a poco iba a demostrar lo diferente que puede ser una propuesta profesional convencional y una que no lo es, dicho esto ya que en el año 2001 al concluir la licenciatura en mercadotecnia, carrera a la que cambie por sobradas razones que más adelante abundaré sobre estas, muchas personas me cuestionaban el porqué estudie una carrera que la mayoría de las personas no saben de que se trata, y las personas que de verdad me quieren se preguntaban y dónde conseguirá trabajo luego de terminar sus estudios. Lo verdaderamente importante de todo esto es que 13 años después todavía esta carrera sigue siendo una de las más demandadas en las universidades de la República Dominicana y en Latino América.

Hoy en día en el año 2015 estoy laborando para una importante empresa multinacional, que me ha permitido desarrollarme cada día más y a la cual le agradezco el crecimiento profesional y personal que he tenido.

Pese a todas las dificultades que he tenido en el trajinar de mi vida adulta, entiendo que mi frase favorita continua siendo “quien tropieza y no se cae adelanta un paso”, yo por mi parte tropecé, caí, me levanté y continuo con la esperanza de seguir descubriendo que quien tiene un espíritu emprendedor, donde otras personas ven un fracaso, una vida rota, un desastre, yo veo una oportunidad, misma que me permitirá a fuerza de voluntad, de trabajo, de ingenio, de un poquito de suerte, con un poco de por favor, a abrir esa cerradura, ese pasillo que me permitirá entrar y mantenerme en ese lugar donde aspiro estar y desarrollar a otros para que permanezcan y mantengan sus sueños vivos, independencia laboral, o (Emprendedurismo).


Original de: Ángel Laucer Ortiz
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario